Había que revolucionar la ciencia ficción



Ciencia Ficción



En 1965, el escritor de ciencia ficción Harlan Ellison recibió una visita inesperada que le cambiaría su existencia. Le visitaba el escritor de ciencia ficción Norman Spinrad. En medio de un diálogo sobre los editores de las revistas de ciencia ficción norteamericanas, Spinrad le propuso a Ellison que elaborara una antología de cuentos de ciencia ficción que fueran atrevidos y poco comunes, que tuvieran las ideas revolucionarias del «New Thing» británico.


Ciencia Ficción

Para Ellison, la idea de Spinrad no fue nada nuevo. En ese tiempo, ya había leído los relatos que se estaban publicando en la revista «New World», editada por Michael Moorock. Ellison ya pensaba en revolucionar la ciencia ficción, le parecía que los editores de ciencia ficción habían amordazado la boca de los autores y autoras, que no les dejaban escribir otras temáticas. Consideraba que la publicación de relatos de ciencia ficción en las revistas del género tenían tabúes. Los editores norteamericanos no se atrevían a colocar algo diferente y experimental. Ellos eran parte del fandom y no querían arriesgarse. En su momento, el propio Harlan Ellison opinó que: «escritor tras escritor descubren que está precensurada su obra incluso antes de escribirla porque saben que su editor no les permitirá que discutan de política en sus páginas, que ese otro estará aterrado ante historias que exploren el sexo en el futuro… así que para que preocuparse en calentarse la cabeza y quemar tantas células neuronales con una idea atrevida, si ese piojoso editor solo aceptará la vieja mierda de «tío loco en su máquina del tiempo»». Harlan Ellison tomó la idea de Spinrad con mucha rebeldía. Había que sacudir las cosas. Decidió cambiar el panorama de la ciencia ficción y empezar una revolución. Decidió hacer un proyecto literario revolucionario. Quería realizar una antología de cuentos fuera de lo común, porque sentía la necesidad de mostrar nuevos horizontes para la literatura de ciencia ficción.

Ciencia Ficción

Lo primero que Harlan Ellison hizo fue contactarse con Lawrence Ashmead, de le importante editorial norteamericana Doubleday. Le llamó y le propuso realizar una antología de cuentos de ciencia ficción de autores importantes. Fue tan seductor en su discurso, que Lawrence le dijo que le entregaría una respuesta, luego de hablar con el comité de publicaciones. Lo complicado de la propuesta de Ellison era que quería hacer una antología con cuentos inéditos de autores importantes. El escollo era económico. En el mercado literario norteamericano, normalmente los recopiladores de cuentos compraban a los autores los cuentos que ya habían salido en las revistas de ciencia ficción, lo que significaba que el costo de compraban de derechos de esos cuentos eran bajísimos, incluso algunos autores no cobraban por la inclusión de los cuentos en las antologías. De ese modo, la idea de Ellison tenía un asunto de costos, ya que debía comprar los derechos íntegros de cada cuento a cada escritor, y esto suponía un costo adicional. Y además, para que los autores importantes del género colaboraran en la antología, necesitaba que el precio que  pagara por cada cuento, fuese competitivo. Pero, el proyecto siguió adelante, Lawerence Ashmead  consiguió el primer dinero para los anticipos. Ellison se contactó con los escritores para pedirles un cuento atrevido, experimental. Ellison señaló que: «en primer lugar, pretendía hacer un cuadro de los nuevos estilos de literatura, osados lanzamientos, pensamientos poco populares». Muchos de los cuentos fueron en su momento rechazados por los editores.  Hay que destacar el Ellison convocó a todos los escritores y «no estuvo nunca cerrado a ningún escritor debido a prejuicios editoriales».  

Ciencia Ficción

 Luego de recibir los cuentos, tuvo que entregar los anticipos. Pero el dinero que le había entregado Doubleuday le faltó. Harlan tuvo que invertir con su propio dinero y Larry Niven le ayudó con otra cantidad. El libro se completó y otro tanto de escritores, entusiasmados con la idea, aceptaron cobrar cuando se obtuvieran beneficios del libro. 

Ciencia Ficción

Harlan Ellison tituló al libro: «Dangerous Visions» (Visiones Peligrosas). En 1967 salió el libro a la venta. Fue un éxito total. El fandom lo aceptó con mucho entusiasmo. Los relatos  «Por siempre y Gomorra» de Samuel R. Delany  y «Voy a probar suerte» de Fritz Leiber ganaron premios Nébula.

Esta memorable antología que revolucionó el género, evidenció que otras temáticas podían ser contadas.  Como bien lo señaló el brillante Harlan Ellison: «apasionante era como mirar a través del agujero de la cerradura no solo el futuro, sino también el futuro de género de la literatura especulativa».



Foto: www.knowitalljoe.com