Underbreak: una novela que estremece





El blogger invitado. Esta crítica es originalmente escrita para "Ciencia Ficción, Fantasía y otras imaginaciones". La autora es Marcela Royo Lira, es escritora y educadora chilena.

Por Marcela Royo Lira


Estoy gratamente sorprendida por la nueva novela “Underbreak”, del escritor de ciencia ficción, Cristián Londoño Proaño. Una narración que atrapa el interés desde la primera línea, con un buen lenguaje y vocabulario. Se aprecia en este escritor la seguridad de su prosa, en la historia que quiere contar y con ella abrirnos los ojos al peligro de los grandes avances de la ciencia y la tecnología.


Underbreak tiene una escritura directa, ágil, muy amena, que fluye y guía al lector por el camino que el narrador-protagonista lo quiere llevar.



El autor nos introduce en un futuro poseedor de increíbles nuevas tecnologías, muchas de las cuales ya presagiamos hoy, donde la mecánica “mueve” al mundo, con una sociedad totalmente integrada a los nuevos artefactos.

A medida que se avanza en la lectura y nos hacemos partícipes de los acontecimientos de la historia narrada, el escritor va entregando datos sobre ese mundo futuro que sentimos muy cerca, por ende se nos hace familiar. Una prosa muy sensorial, sentimos esa ciudad “New Pacific”, la olemos, la visualizamos, prácticamente podemos palparla. 

La tensión, el suspenso se mantienen hasta el final, incapaces de soltar el libro. Sólo en las últimas líneas sabemos qué significa “Underbreak”, motor de la novela.




Como lectora sentí pavor al reconocer que nada de lo relatado está lejos de convertirse en realidad en un futuro muy próximo. Es el gran mérito de Londoño Proaño. Nadie queda impasible a su escritura. Tiene fuerza, estremece. Porque para allá se encamina nuestra sociedad, donde la inteligencia del hombre que crea o inventa con el propósito de hacer un bien a la humanidad termina, por el egoísmo, la maldad y el poder de unos pocos, en hacer mucho daño.



Underbreak, es una novela altamente recomendable, no sólo porque es entretenida, quizás su mayor mérito es hacernos ver el peligro de una sociedad que avanza a pasos agigantados en el mundo de la ciencia y la tecnología.