Otro salto evolutivo de la ciencia ficción

ciencia ficción




Por Cristián Londoño Proaño

Como todo género, la ciencia ficción experimentó cambios que se fueron sucediendo en el transcurso de los años. En las décadas anteriores, Campbell y su revista «Astounding Science Fiction» habían logrado posicionar al género, dotándole de seriedad y prestigio. Había abandonado el viejo estereotipo de que las historias de ciencia ficción eran «un escape popular» destinado a público joven. Se abrió hacia una mayor presencia de la especulación científica y al desarrollo de sus historias. En 1950, la ciencia ficción tuvo un nuevo giro evolutivo.

Ciencia Ficción

En esa época se marcan dos hitos. El primero, en 1948 sale a la venta la revista «The Magazine of Fantasy and Science Fiction», editada por Anthony Boucher y J. Francis McComas. Anthony Boucher había estado escribiendo y produciendo radio teatro y decidió dedicarse al proyecto de ciencia ficción que había estado trabajando con J. Francis McComas. Por esa misma época ocurre el segundo hito, en 1949, Horace L. Gold asumió la dirección de la editorial de la revista «Galaxy Science Fiction». Horace L. Gold ya era un escritor de ciencia ficción que tenía varias obras publicadas y se interesó en editar la revista. Un año después, ambas revistas se convirtieron en la fuerte competencia de la revista «Austounding Science Fiction» de Campbell. Y paulatinamente, adquirieron prestigio, debido a la calidad literaria de sus relatos. Esto se debía a que ambas revistas exigían a los escritores que sus escritos no sólo fueran bien desarrollados y tuvieran un contenido científico, sino que debían tener calidad literaria. Eso supuso que los escritores del género no sólo debían saber cómo contar sus historias, sino escribirlas bien.

Ciencia Ficción
Los tres editores impusieron un nuevo ritmo a la ciencia ficción. En el caso de Horace L. Gold aportó un nuevo enfoque del género e innovación. Miquel Barceló dice en su libro  «Ciencia Ficción - Guía de Lectores»: «una de las principales características de la obra editorial de Gold fue la creciente presencia de la sátira y una mayor atención al contenido psicológico de los relatos, aún a expensas del aspecto meramente tecnológico».

Ciencia Ficción

Cabe citar que en esa época,  Philip Dick publicó su novela «El hombre en el castillo» que narra una historia en un mundo ucrónico entre alemanes y norteamericanos. Y por otro lado, Frank Herbert publicó «Dune», la primera novela de la saga emblemática de ciencia ficción y de fantasía, que se convirtió en un enorme éxito editorial.

Ciencia Ficción

A este período, algunos autores lo conocen como «La época clásica». Aquí nacieron autores como Alfred Bester, Robert Sheckely, C.M. Kornbulth, Federick Pohl, Theodore Sturgeon, Roger Zelazny, entre otros. Se publicaron obras destacadas como «El hombre demolido» de Alfred Bester, o «Más que humano» de Theodore Sturgeon.


Luego de este giro evolutivo que mejoró a los escritores de ciencia ficción, dotando a sus historias de calidad literaria, vino la segunda revolución de la ciencia ficción, el «New Wave».